Un auto que nos acompañó y aún en algunas pistas de algunos países sigue rondando es el clásico “Volkswagen Beetle” que apareció desde los años 1938 y que se produjo hasta el año 2003. Sin duda lo recuerdas ¿Cierto? Vale la pena mencionar que este modelo fue uno de los primeros automóviles de la marca que tenían como objetivo ser de bajo coste, accesible para el público en general.

Además como bien sabes, el Volkswagen Beetle fue muy asediado por las personas pues su peculiar forma no ocupaba mucho espacio. Sin duda este modelo de automóvil revolucionó el mundo, consagrándose como el modelo con mayor número de ventas durante un gran lapso de tiempo. Solo basta con decirte que se fabricaron más de 21 millones de unidades.

1962 Volkswagen Beetle


Creative Commons License photo credit: dave_7

Entre sus características podemos destacar que el Volkswagen Beetle era de gran rendimiento para el consumidor. Aunque inicialmente se le llamó “Volkswagen Sedan”, el público fue quien le otorgó el nombre de Volkswagen Beetle por su diseño muy parecido al cuerpo de un escarabajo.

DSC_5962
Creative Commons License photo credit: eheçatzin:.

Al transcurrir de los años y con nuevos modelos de la competencia, la venta de este auto fue disminuyendo, hasta que la empresa tomó la decisión de crear la revolución de su antiguo Caballo de Troya.

2010NB2b
Creative Commons License photo credit: marvins_dad

Es así que a fines de la década de los 90´s, nació, para admiración de todos, el New Beetle. Se trataba de un auto con un diseño mucho más moderno y compacto, con un look más lujoso y glamoroso, pero manteniendo su forma de escarabajo y su tamaño reducido. Entre sus características podemos resaltar que se trata de un auto seguro, rápido, potente y de alto rendimiento, convirtiéndose en el favorito de jóvenes y adultos. Sin duda un se posicionó como un auto deportivo de lujo a precios elevados.