Los seguros de automóviles son denominados como contratos que se encargan de cubrir económicamente los arreglos de los riesgos y averías que pueden presentar tu vehículo en posibles accidentes, de esta manera ya no tendrías que correr con los gastos de reparación. Además de esto, los seguros cuentan con diversas opciones múltiples según el tipo de accidente, por ejemplo, en el caso en el que el accidente mencionado pueda afectar a terceras personas la empresa proveedora del seguro se encarga de la hospitalización de esta persona si es que se encuentra con lesiones tanto menores como mayores, o si es el caso, también se encarga de la asesoría jurídica.

Por otro lado, existen seguros que resultan muy específicos, dando paso a personalizar que es lo que realmente buscamos asegurar. Por ejemplo, se puede asegurar a los ocupantes del vehículo, seguro de vida para el conductor, daños a las lunas, daños de accidentes específicos, etc.