A finales del año 2003 nace el hermano menor de un murciélago, el Lamborghini Gallardo es ésta pequeña versión del Lamborghini murciélago que consta de 2.25 metros de ancho, 4.30m de largo y 1.10m de alto con 2 puertas, tracción a las 4 ruedas y transmisión de 6 velocidades manual o semiautomática.

Lamborghini Gallardo: Potencia y Distincion italiana

El Lamborghini Gallardo consta de un motor de 10 cilindros en V con 5.0 litros de cilindrada y 500 CV de potencia a 7800 rpm nos saluda y nos cuenta de a pocos que éste viaje será inimaginable. El auto fue creado para ser usado frecuentemente y a eso creemos que se debe que solo llegue hasta los 309 km/h. En el interior nos deleita con una suave calefacción, un retrovisor de oscurecimiento, barras de protección en las puertas y airbags frontales y laterales. Por afuera, el Lamborghini Gallardo se ríe enseñándonos más características para nuestro deleite: su forma estrecha, exclusiva de la marca, nos muestra unos retrovisores plegables, ruedas pirelli pzero con 5 orificios circulares que van combinados con 5 brazos rectos, las ruedas delanteras son de 8.5 x 19’’ y las traseras de 11 x 19’’. La carrocería del Lamborghini Gallardo, hecha de aluminio, un alerón trasero que al llegar a una buena velocidad se levanta, tomas de aire delanteras para el radiador y una lateral para el aceite nos hace ver las diferencias que tiene con su hermano mayor el Murciélago.

En la transmisión, el Lamborghini Gallardo trae una variante llamada e-gear, con controles secuenciales en el volante, las suspensiones son paralelogramos deformables en ambos ejes. Tiene un peso alrededor de los 1500 kilogramos, discos delanteros de 365 mm con pinzas brembo de 8 pistones y los traseros de 335 con pinzas de 4 pistones.

Lamborghini Gallardo: Potencia y Distincion italiana

A finales del año 2005 se presentaron otras versiones del Lamborghini Gallardo: La edición especial (SE), el Gallardo Nera (solo en 2 colores), el Gallardo Spyder (descapotable), Superleggera (de carbono) y LP560-4 (de 0 a 100 en 3.7 segundos) cada uno más alucinante que el otro.

Al final de nuestra travesía emocionados y satisfechos nos damos cuenta que no hay nada como uno de éstos autos que a pesar de ser más económicos que un Murciélago. Para tener un Lamborghini Gallardo, tendríamos que desembolsar algo así como US$170,000.