¿A quién no le gusta ganarse con el espectáculo que resulta ser una buena carrera de automovilismo? La velocidad, los modelos de los coches e inclusive lo arriesgadas que resultan en muchos casos las pistas en que se realizan. Por esto y muchas otras razones nunca faltarán los fanáticos y seguidores de estas competencias, y claro, no podían faltar los amantes de los carros en sí mismos, quienes aprecian cada uno de los modelos y características técnicas de ellos. A continuación te presentaremos algunos de los vehículos de carreras que se presentan en diversas competencias alrededor del mundo, cada uno con sus características únicas para su clase de competencia.

Autos de Carrera: Vehiculos del Automovilismo


Entre los carros de carreras más importantes encontramos a los utilizados en la Fórmula 1, los monoplazas. Los monoplaza le deben su nombre justamente al hecho de que solo un pasajero puede ir dentro, se caracteriza por mantener una forma muy aerodinámica con las llantas totalmente al descubierto. Son los automóviles de carrera más rápidos y presentan un peso escaso aunque débiles ante posibles choques y accidentes.

Autos de Carrera: Vehiculos del Automovilismo

En la competencia Nascar destacan los Stock Car. Los Stock Cars son todos aquellos que no han sido modificados de alguna manera para la competencia, en los inicios de NASCAR cualquier tipo de vehículo podía participar, hoy, manteniendo en parte esa tradición, las marcas que compiten cambian únicamente algunos elementos por seguridad debido a las altas velocidades que se llegan a alcanzar.

Autos de Carrera: Vehiculos del Automovilismo

En el caso de los rallys, competencias estrellas de automovilismo junto a la Fórmula 1, se pueden encontrar vehículos de calle modificados de manera amplia para que puedan resistir recorridos e toda clase (nieve, fango, asfalto, tierra, etc). Es por esto que se pueden encontrar cambios en suspensión, motor, frenos y hasta en lo estético para que bien luzcan como la clase de carros de carreras que son.