Tal vez el carro que tanto estás deseando no se encuentra todavía a la venta en tu país o puede que te interese adquirir un vehículo de segunda mano que te aparezca accesible luego de chequearlo por internet, sea cual sea el caso hay que mantenerse cauteloso a la hora de querer adquirir un carro importado ya que no queremos ser parte de una estafa. Desconfiar un poco no vendría nada mal, sobre todo cuando no se tiene un mayor contacto físico con las personas y el automóvil en cuestión, por esto mismo sería bueno seguir alguno de los consejos que estamos a punto de mostrarte.

Primeramente, si realizas un pedido de automóvil del exterior, debes indagar previamente que tan eficaz es el servicio que brinda el vendedor.

Por otro lado, no entregues el 100% del precio del vehículo, una buena idea es llegar a un acuerdo sobre el método de pago, fraccionándolo en una parte previa al envío y luego se paga el resto cuando el automóvil es recibido.

Si es que previamente chequeas fotos del mismo automóvil también resultaría una gran opción, si ves que no hay puntos en contra hasta este momento la compra puede calificarse como ya exitosa. Recuerda conservar toda clase de documento de la adquisición del vehículo para evitar posibles futuros problemas. Por último, si el vehículo es de segunda mano pide que se te entregue un periodo de garantía (el cual notes que esté favorable).