Audi es uno de los mejores fabricantes alemanes de la historia automovilística, y una muestra de la magia de estos autos es el Audi A4, el cual se empezó a distribuir en el mercado mundial a partir del año 1994, éste vehículo del segmento D estuvo disponible en diferentes tipos de carrocería, como la sedán, la familiar y la descapotable, mientras que sus versiones deportivas son el “A4 S4” y el “A4 RS4”, estas últimas son caracterizadas por su tracción en las cuatro ruedas.

Audi A4: El mejor auto del segmento D

Este Audi cuenta con cuatro generaciones, la primera incluía una caja de cambios automática, algo nuevo en ese entonces, un turbocompresor de 150 CV. También se presento ante el mundo la versión deportiva de esta generación, llamada S4, que contaba con un motor V6 con capacidad para 2.7 litros de combustible, dos turbocompresores, 265 de potencia límite y una aceleración de 0 a 100 km/h de 4.7 segundos aproximadamente.

Audi A4: El mejor auto del segmento D

Mientras que la segunda y la tercera mantuvieron la misma esencia del diseño en el 2000 y el 2004 respectivamente, en el 2008 la cuarta y última generación sorprendió a todo el salón del Automóvil de Frankfurt y en el de Ginebra con un espíritu más elegante y deportivo. Esta versión cuenta con una mayor longitud, una inyección directa y unos turbo compensadores junto a un compresor volumétrico e intercooler.