El equilibrio y la deportividad han sido las características principales que inspiraron el diseño de los autos BMW Serie 5. Desde los primeros modelos lanzados en 1972, ha procurado mantener siempre la imagen dinámica al igual que en la performance.

BMW Serie 5: Equilibrio y Deportividad

Fueron 6 las generaciones de estos autos a lo largo de su carrera en el mercado. La última de ellas corresponde a la sexta generación y cuyo nombre técnico es BMW F10 y fue lanzado al mercado el 23 de noviembre en el Auto Show de Los Ángeles 2009. Con una nueva silueta y, como ya es costumbre en la tradición de la marca alemana, hecho con materiales de primer nivel. Posee grandes detalles que van desde la línea teaser sin necesidad de elementos acaparadores de imagen (como se ha criticado al Mercedes o al Audi).

Considerado una limusina en todo sentido, el mayor espacio que logra el modelo 2009-2010 es aumentando el largo entre los ejes en 10 cm, lo mismo que el ancho, longitud que no afecta en absoluto su modelo deportivo.

Dotado de lo último en tecnología y servicio multimedia, funciona con un motor que usa combustible de bajo octanaje, posee seis cilindros en línea, 2.5 litros y 202 caballos de fuerza, funciona con cambios de seis velocidades adelante automática y secuencial manual.

BMW Serie 5: Equilibrio y Deportividad

Existen dos versiones de la Serie 5, una que se llama el 523i y la versión Executive, la diferencia radica en el equipo que consta básicamente de tapicería en cuero, pintura metalizada, llantas Run Flat, techo de cristal con mando eléctrico, sensores de parqueo, luces xenón, aire y seis airbags, ABS. Sin embargo, el Executive agrega el sistema automático de parqueo en paralelo, cámara de reverso, Bluetooth para comunicaciones y función de televisión.

Todos los vehículos alcanzan los 240 kilómetros por hora y son controlados por dispositivos electrónicos de tracción y estabilidad, lo mismo que el sistema frenado. Pose un display de instrumentos en el parabrisas, una caja de 8 velocidades, acabado de madera en los tableros, navegadores, sistema de control del I-drive que opera con un mouse central, advertencia de cambio de carril, control de crucero con frenado y arranque automático.

En resumen, el nuevo BMW cuenta con tecnología de alto nivel y funciones dinámicas que facilitan su operatividad, sumado con el confort y elegancia. El placer comienza desde el catálogo para configurar la Serie 5 en adelante.