Entre los modelos de convertibles más importantes siempre encontraremos a los Mustang, pertenecientes a Ford, automóviles que gozan de gran popularidad desde la década de los 60. Sobre el modelo Mustang siempre ha existido una versión común y otra sin techo, siendo esta última la más amada por los expertos del automovilismo. Para este año se pueden hallar diversas versiones derivadas, como el regreso del ya clásico Mustang GT, pero sin dudas el vehículo que parece se llevará el mayor gusto de los compradores sea el denominado simplemente como Mustang Convertible 2010, carro que utiliza un diseño retro muy especial.

Ford Mustang Convertible: Vehiculo moderno de estilo retro

Al tratarse de un vehículo, como ya se mencionó, de estética completamente retro, se puede hallar para él tonalidades que bien vayan mejor con esta característica, así mismo exteriormente también cuenta con una imagen que pese a ser algo más corpulenta resulta fresca con relación a los vehículos que se puede hallar hoy en día. Entre las partes más robustos podemos darle mayor destacamiento a los costados y los faros delanteros. En lo que se refiere al aspecto estético, pero en el interior del automóvil, todavía se puede hallar todos los relojes y botones con imagen retro, para ser más exactos se puede decir que viene de los 60. Claro, la modernidad no puede faltar, también se puede hallar opciones para que el Mustang Convertible sea compatible con accesorios tecnológicos actuales como reproductores mp3 por ejemplo.

Ford Mustang Convertible: Vehiculo moderno de estilo retro

El Mustang Convertible 2010 no es un vehículo ideado para que llegue a velocidades altas como un deportivo, más bien se puede nombrar como un vehículo de colección siendo muy práctico a la hora de circular por las calles de la ciudad o carretera. Pese a ello, la potencia de su motor no se ha visto mermada, Ford se ha encargado de brindarle un motor V8 con una potencia máxima de 315 CV. En cuanto al manejo del automóvil, este resulta estable, tanto la transmisión automática y manual reaccionan de manera suave, evitando movimientos bruscos.