Las carreras callejeras, o Street Racing, es una de las actividades consideradas más estimulantes para sus admiradores, pues ponen al máximo la sensación de adrenalina.

Como su nombre lo dice, este juego consiste en una carrera no sancionada de motores que se realiza en espacios públicos, como avenidas, las cuales pueden ser espontáneas o bien planificadas. El origen de estas carreras se remonta a Estados Unidos en la década de los 30`s, donde se originó por la prohibición del alcohol en algunas partes de este país.

Carreras Callejeras: Street Racing y Drag Racing

Cabe señalar que las carreras callejeras bien planificadas son frecuentemente comunicadas por los medios de comunicación radiales, además de contar con el apoyo de unidades policiales.

Por otro lado, en muchas ciudades el Street Racing también cuenta con detractores quienes buscan sancionar estos eventos callejeros con repercusiones legales, debido a los frecuentes incidentes callejeros que producen.

El Drag Racing, asimismo, es una carrera en la que participan dos o más competidores que manejan en línea recta por una distancia específica, que puede ser de ¼ de milla. El ganador de este juego es aquél chofer que cubre la mayor distancia entre los dos carros o llega a la meta primero.

Las carreras callejeras son particularmente populares en Estados Unidos, principalmente en el sur de California, donde es fuerte la subcultura de las carreras. Asimismo, el la presencia de una campaña en contra de estas carreras es también apoyado por la población.

En el Reino Unido también son populares estas carreras, a pesar del constante control de la policía y de las nuevas leyes del tráfico. Las carreras callejeras son consideradas ilegales, aunque si son aprobadas en los circuitos de carreras.

Asimismo, en Suecia las carreras son populares, sobre todo si se tiene que cubrir 400 o 200 m. Aunque las carreras callejeras fueron muy populares en los 80´s, los conductores abandonaron esta actividad por las carreras legales.

Australia es otro país en donde las carreras callejeras se realizan con popularidad en los bajos suburbios de las principales ciudades, aunque la ley existe y se modifica en todos los provincias, las cuales incluso pueden imponer fuertes penalidades para los practicantes de las carreras callejeras, como la confiscación de los vehículos y la pérdida de licencia.

Otros países en donde esta carrera de vehículos es popular, es Nueva Zelanda, donde hay diversos clubes pequeños que ofrecen alternativas a las ilegales carreras callejeras; así como Japón, Canadá, Hong Kong y Portugal.