El Bugatti Veyron es un superdeportivo que pasa toda clase de expectativa existente ante un vehículo, siendo un éxito desde su creación en el año 2002. Actualmente podemos encontrar a la versión 2010 del Bugatti Veyron, cuyo nombre completo es Veyron 16.6 Super Sport 2010, el cual bien podría catalogarse como el vehículo más veloz del mundo, además de ser uno de los más caros, fácilmente un ejemplar puede superar el millón y medio de dólares.

Bugatti Veyron: El mas lujoso superdeportivo

Si bien el precio de todo Bugatti Veyron puede resultar de escándalo, vale decir que es un precio justo para lo que puede llegar a ofrecer. Este nuevo vehículo Veyron tiene una potencia de hasta unos 1200 caballos de fuerza, siendo un aumento de potencia muy drástico en relación a otras vehículos pertenecientes a este modelo. Su motor es un W16, el cual aparte de la ya mencionada potencia también posee un torque máximo de 1.500 Nm.

Bugatti Veyron: El mas lujoso superdeportivo

Otro punto importante viene a ser la velocidad máxima que posee el vehículo, para poder medirla se realizó un evento especial en donde estuvo presente un representante oficial del libro de récords Guinness para que verificará los datos, así como el famoso piloto Pierre Henri Raphanel, quien se encargó de conducir el vehículo. Al fin al cabo se pudo registrar una velocidad de hasta 431 kilómetros por hora, siendo esta ni siquiera el punto máximo al que puede llegar. Simplemente algo realmente sorprendente.

Bugatti Veyron: El mas lujoso superdeportivo

Detrás de tremendas características técnicas podemos encontrar un gran trabajo de ingeniería automotriz por parte de Bugatti, quienes manejaron aspectos como la aerodinámica y el equilibrio del vehículo para sacarle mayor provecho a las capacidades del motor. Así mismo, el vehículo gana una nueva imagen gracias al cambio de pequeñas partes exteriores, también el chasis presenta una que otra diferencia para cumplir con el tema de la estabilidad, esto sin perder su estética altamente deportiva. Vale también mencionar que su estructura es de fibra de carbono, lo cual asegura un reducción de peso para ganar velocidad así como la rigidez necesaria para poder manipular de buena manera esta clase de vehículos superdeportivos.