La gasolina con plomo puede terminar siendo perjudicial tanto para toda persona como para el medio ambiente, esto gracias a los residuos que suele dejar al acabar su proceso y llegar al medio exterior a través del tubo de escape. Debido a todos estos inconvenientes se ha estado buscando alternativas que sean carentes de la presencia de plomo para disminuir los efectos negativos, siendo así que nacen métodos para poder disminuir el plomo que comúnmente hallamos en la gasolina.

Gasolina sin Plomo: Alternativa menos contaminante

Los combustibles sin plomo presentan otra clase de aditivos antidetonantes (ejemplo de ello es el Metil T-butil Eter), así como otros hidrocarburos y compuestos oxigenados que se encargan de suplantar las características del plomo. Aparte, para eliminar otros componentes contaminantes existe el conversor catalítico, también llamado como catalizador, el cual se ubica previo a la salida de los gases a la atmósfera y que se encarga de intentar transformar todas las sustancias contaminantes. El problema con los catalizadores es que no se encarga de eliminar la presencia del plomo en los gases que expulsan los vehículos.