Seguro más de una vez hemos podido escuchar hablar de lo que viene a ser un vehículo con orden de captura, algo que tal vez uno pueda haber escuchado en los noticieros en casos policíacos, pero ante todo ello, ¿Sabemos cuándo exactamente un vehículo está requerido por orden de captura? Para averiguar esto a fondo pasemos a ver todo lo relacionado al tema un poco más a fondo.

Lo más básico con respecto a este tema es relacionado al hecho de que el conductor no posea los documentos necesarios para manejar un vehículo (entiéndase tarjeta de propiedad o bien licencia de conducir). Así mismo también entran a ser requeridos por la justicia aquellos vehículos que se hayan visto participativos en actos de transporte no comunes, por ejemplo el no cumplir con las rutas autorizadas de transporte, el mal uso de paraderos, acumulación de papeletas, o bien el hecho de conducir en estado de ebriedad. En casos más graves que requieran la orden de captura de un automóvil podemos hallar lo que viene a ser su participación en lo que viene a ser actos delictivos, siendo el ejemplo de esto último la fuga en operativos. Dependiendo del caso varían los requisitos para dejar libre al vehículo.