En la presente ocasión nos toca ver al futuro de la marca Alfa Romeo, siendo en lo que nos vamos a centrar al Alfa Romeo 4C, un nuevo prototipo de automóvil deportivo que acaba de ser presentado en el presente 2011 dentro de lo que vino a ser el Salón del Automóvil de Ginebra, causando grandes especulaciones e interés entre los entendidos en el tema.

Alfa Romeo 4C: Nuevo Prototipo Deportivo de Alfa Romeo

El Alfa Romeo 4C ha sido presentado como un coche todavía prototipo, el cual se espera que con el paso del tiempo termine convirtiéndose en el regreso de Alfa Romeo al mercado estadounidense por la puerta grande, aunque todavía se está planeando que para su lanzamiento oficial debamos esperar hasta el 2012, siendo así que lo único que tenemos en la actualidad es unos cuantos dato técnicos, fotografías y las ganas de poder conocer más a fondo este vehículo.

Entrando a ver cuales son las características del Alfa Romeo 4C, vale mencionar de nuevo el hecho de ser un vehículo deportivo perteneciente al segmento B con carrocería tipo coupé (planeándose a futuro también en versión roadster) poseedor de un motor de tipo central trasero transversal con tracción trasera. Aparte, entrando a lo concerniente a la carrocería podemos encontrar una en base a fibra de carbono con partes de aluminio tanto en la parte delantera y trasera lo cual le brinda un peso total de 850 kilos, inferior a muchos otros vehículos con los que competirá en el mercado de forma directa. En lo estético resulta tan destacado como cualquier vehículo que a lo largo de los años nos ha presentado la marca italiana.

Alfa Romeo 4C: Nuevo Prototipo Deportivo de Alfa Romeo

En lo concerniente a la motorización del nuevo Alfa Romeo 4C encontramos un motor de cuatro cilindros de 1.75 litros poseedor de un turbocompresor. Aparte de esto se ha asegurado que tendrá una potencia superior a los 235 CV y que tendrá una transmisión de seis velocidades de tipo automática, llegando a brindarnos una velocidad máxima de 250 kilómetros por hora y aceleración a 100 km/h en tan solo unos cinco segundos.