Como uno de los vehículos más emblemáticos y característicos de Dodge se debe mencionar a su modelo Charger, el cual salto literalmente al estrellato al aparecer en la famosa serie de televisión norteamericana The Dukes of Hazzard con una versión del año 69. A lo largo de su existencia ha tenido tres cambios importantes en su imagen y diseño en general, pasando del clásico estilo que manejó entre1966 a 1978, su versión subcompacta de 1983 a 1987 y la imagen deportiva que maneja hoy en día desde su relanzamiento en el 2006. En cualquiera de sus versiones resalta por ser un vehículo poderoso tanto en imagen como en motorización, destacando también de sus épocas clásicas el tener un interior deportivo con acabados minuciosos en madera y cuero.

Dodge Charger: Un Clasico Poderoso y Rapido

Viendo lo que viene as er el Dodge Charger en su más reciente versión para el presente 2011 hallamos un vehículo que sobresale ni bien uno le pone el ojo encima gracias a su imagen fuerte y deportiva. Hallamos dos tipos de motorización al respecto, siendo la primera de ellas un 3.6 V6 Pentastar creado por parte de Chrysler con una potencia de 305 CV y por otro lado un 5.7 HEMI V8 que nos llega a otorgar potencia máxima de 370 CV capaz de acelerar en menos de seis segundos a los 100 km/h.