Para comprender el funcionamiento de un automóvil es indispensable conocer el funcionamiento de su motor, cerebro y potencia del vehículo. Hoy la tecnología ha desarrollado partes específicas que garantizan su óptimo funcionamiento, una de ellas es el “twin turbo”.

Twin Turbo: Sistema de 2 Turbocompresores

El biturbo o twin turbo es un sistema de dos turbocompresores de idéntico tamaño que al tener menor inercia rotacional generan presión a revoluciones más bajas y se disminuye con ello la demora de respuesta del motor.

Como se sabe, el turbocompresor es un sobrealimentador de aire en el escape utilizado para aumentar la potencia en los motores de combustión para automóviles, camiones y buques. Es así que con el twin turbo que los motores Diesel pueden seguir aumentando su rendimiento reduciendo los consumos y niveles de emisiones al mismo tiempo, convirtiéndose en el recurso actualmente más efectivo para optimizar el rendimiento de los motores.

Twin Turbo: Sistema de 2 Turbocompresores

Existen dos tipos de twin turbo: el paralelo, usado en motores grandes de configuración en V (V4, V6, V8, V10, V12) basado en dos turbos dos pequeños y ligeros que reaccionan rápidamente. Y el secuencial que usa dos turbos de diferente tamaño. Uno pequeño y baja inercia encargado de proporcionar una rápida respuesta a bajo régimen, mientras que otro turbo de mayores dimensiones para un régimen medio y alto.

Entre las grandes marcas en utilizar este sistema destacan el BMW, el grupo PSA, Ford, Mazda, Mercedes, Volvo o más recientemente Jaguar.