Un modelo de Porsche que fue diseñado entre los años 86 y 88, y pese a ello muy querido dentro del ámbito de los coleccionistas, es el Porsche 959, considerado como un superdeportivo que fuera creado para servir en competencias de carreras, teniendo también una versión comercial. Se caracterizó por tener una imagen peculiar, escapando de lo que ofrecían los deportivos de la misma época, teniendo además la peculiaridad de poder ser el primer deportivo de la marca con tracción a las cuatro ruedas y solo haberse producido unas 268 unidades, estando ahí su encanto para los coleccionistas, quienes llegan a pagar cifras de dinero realmente elevadas por uno de los pocos 959 existentes en el mundo. El motor del 959 era un seis cilindros que generaba una potencia máxima de 450 CV, aparte también tenía cilindrada de 2.850 cc.

Porsche 959: Exclusivo y Clasico Deportivo de Coleccion