De una u otra manera todos buscan la manera de poder personalizar todo lo que le rodea, ejemplo al respecto es lo que se suele hacer con los automóviles en base al tuneo, nombre que se le da a la actividad de modificar y mejorar algunas partes de tu vehículo para poder otorgarle o bien una apariencia impactante o mayor respuesta para lo que es aceleración, suspensión o cualquier otra característica técnica. Para esta ocasión nos centramos en lo que viene a ser la denominada aerografía, del inglés Airbrush, lo cual va justamente más destinado al carácter estético y que cada día encuentra un mayor número de seguidores tanto en lo amateur y profesional.

Airbrush: Aerografia en Automoviles

En sí, dentro de lo que es las actividades de tuneo para automóviles bien se podría considerar como la más artística de ellas, siendo al fin al cabo un trabajo de dibujo y pintura sobre la carrocería del vehículo. No es difícil poder imaginarse como analogía a un pintor trabajando sobre un lienzo con lo que puede ser el aerógrafo haciendo lo mismo sobre el vehículo, teniendo la persona indicada en ambos casos que tener que conocer técnicas de dibujo y buen uso de colores para lograr el mayor realismo o impacto visual requerido.

Asimismo, el trabajo de aerografía nos presenta una completa originalidad en cada una de sus obras, bien no se puede decir que existan dos trabajos similares si es que se evitó el uso de moldes gráficos como podrían ser los stencils, pudiendo encontrarse hasta los más mínimos detalles en la imagen al final presentada. Aparte, también notemos que hay trabajos de toda índole al respecto, habiendo la posibilidad de tan solo dibujar un pequeño detalle o símbolo por algún lado como también el poder cambiar totalmente la apariencia del coche desde cada uno de sus puntos de vista sin tener que recurrir a la instalación de nuevos elementos de carrocería.

Airbrush: Aerografia en Automoviles

Entre algunas cuantas nociones básicas de aerografiado, tengamos en cuenta que el trabajo no se realiza con pinturas comunes y corrientes, siendo las usadas destacadas por permanecer impregnadas a la base física externa del coche por siempre. Asimismo se suele usar una especie de pistola de aire que expulsa la pintura, no teniendo que usar grandes cantidades de este insumo para lograr un buen trabajo, más bien con ayuda de pulimentos y efectos se puede lograr un acabado cristalino y suave muy natural.