Vehículos de carreras hay muchos, pero ninguno tan peculiar como los pequeños karts, también conocidos como go karts, los cuales pueden estar al alcance de cualquiera de nosotros para su uso, la gracia de ellos radica justamente en el hecho de que no se necesita ser experto para hacerse con su uso, pudiendo realizar competencias tanto entre familiares y amigos. Tampoco hay que olvidar que los karts también cuentan con categorías profesionales de competición, las cuales se llevan a cabo alrededor del globo tanto a nivel de naciones como también mundial.

Go Karts: La Mejor Manera de Iniciarse en las Carreras de Autos

Pasando más de lleno a ver lo que es la forma física de los karts, nos encontramos ante unos coches que van muy pegados al nivel del suelo, teniendo espacio para tan solo un pasajero. El kart tampoco cuenta con techo o alguna clase de protección superior aparte de también ser falto también de suspensión y de cualquier tipo de carrocería, siendo lo que apreciamos puro chasis, el cual solo se encuentra acompañado por el motor y los neumáticos. Bien uno puede apreciar que se trata de un vehículo sencillo y sin mayores pretensiones, siendo su uso preferible para pistas destinadas a su uso (conocidas justamente como kartódromos).

Go Karts: La Mejor Manera de Iniciarse en las Carreras de AutosLos karts son además la clase de vehículo mediante la cual se suelen formar los pilotos profesionales, siendo estos sus primeros coches de competencia donde se van acostumbrando a lo que es carreras y el manejo de circuitos de carrera y la velocidad. Generalmente se puede apreciar que niños menores a los diez años con aspiraciones de competir de manera profesional inician en karts, siendo por ejemplo una constante en múltiples pilotos que han llegado a participar en la Fórmula 1.

Los karts también poseen una clase de manejo muy similar a la de otra clase de bólidos de carreras, siendo otra razón por la que se suele tomar a ellos como los indicados para quienes desean iniciarse en el mundo de la velocidad. Una vez ya aprendido su uso se suele ver el paso a lo que es los superkarts, los cuales ya cuentan con una carrocería que brinda algo más de protección así como también con una velocidad mucho más alta: algo más de 250 kilómetros por hora mientras que lo común para un kart sea 170 km/h si es de 125 cc. Por seguridad se recomienda que igualmente el conductor del kart posea protección física como por ejemplo un casco.