Para lo concerniente a coches de carácter urbano para Skoda, se puede considerar como uno de los más llamativos al respecto al Octavia, el cual ha de ser un vehículo de turismo propio del segmento C con carrocería propia de un hatchback que lleva ya unas dos generaciones en el mercado con gran aceptación. El coche se lleva produciendo de manera ininterrumpida desde el año 1996, siendo considerado como óptimo para el ambiente familiar, teniendo en la mayoría de casos espacio par cinco personas. Vale mencionar que su segunda generación pasó a comercializarse en algunos países bajo el nombre de Skoda Laura, siendo al fin al cabo el mismo coche del que venimos a hablar en esta ocasión.

Skoda Octavia: Auto similar a los modelos de Volkswagen

El Octavia ha manejado siempre algunas cuantas similitudes con lo que es algunos coches propios de Volkswagen, siendo debido a que Skoda es una compañía más del grupo VW. En cuanto a la versión más reciente del Octavia, sigue manejando la misma apariencia externa que lo que bien se pudo ver en los últimos años, siendo los cambios más notorios presentados en lo que es su apartado técnico. Nos podemos encontrar con un motor de 1.8 litros turbo de 160 CV máximos con una transmisión de tipo automática de siete velocidades. Para lo que es diesel hay un motor de 1.9 litros con 105 CV de potencia y seis velocidades en automático.