Volkswagen cuenta con varios grandes éxitos comerciales dentro de su historia automovilística, uno de los casos vigentes más interesante es el del Golf, un coche para uso urbano que se ha convertido prácticamente en símbolo de la compañía, con unas casi 230 millones unidades fabricadas, ello desde sus inicios en el año 1974, teniendo todavía completa vigencia en la actualidad, lo cual significa que no ha dejado de producirse. El Golf puede adquirirse bajo estilos hatchback y familiar, siendo el primero de ellos poseedor de unas tres y cinco puertas, mientras que este segundo posee solo cinco.

Golf: El Gran Coche Compacto de Volkswagen

Una de sus peculiaridades es el poder hacer que el consumidor europeo pueda aceptar a los coches compactos como una opción urbana familiar. Viendo lo que es su versión 2011, nos encontramos con un coche moderno con pocos cambios en imagen, buscando antes que nada el poder generar confort. Su motor viene a presentarnos una potencia máxima de 115 CV y un torque de 170 Nm, el cual viene con una transmisión de cinco velocidades automática. En otra clase de datos puede llegar a alcanzar una velocidad máxima de 192 kilómetros por hora y una aceleración a los 100 km en un período de unos 11.7 segundos.