Cuando se habla de camionetas para rutas rurales abruptas no está mal el poder optar por lo que es la Mitsubishi L 200, siendo justamente uno de los estandartes de la marca para esta clase de necesidades. Desde ya además hay que tener en cuenta que ha llegado a poseer varios nombres según las regiones del mundo en las cuales llegara a comercializarse, siendo algunos de los más reconocidos el de Forte, Triton, Strada y Sportero. Esto bien puede servir para ver la popularidad de esta camioneta a nivel global en sus cuatro generaciones que lleva a la fecha.

Mitsubishi L 200: Robusta Camioneta Pickup Doble Cabina

La L 200 comenzó a producirse para el público en 1993, siguiendo realizándose una producción anual hasta nuestros tiempos sin mayores complicaciones. Tengamos aparte en cuenta que a finales de la década de los 70 en Japón surgió la Mitsubishi Forte, la cual se podría considerar como parte de la historia previa a su existencia. Estéticamente es reconocida como una pick-up de imagen robusta pero que por ello no deja de resultar atractiva a cualquier persona que la vea. Su cuarta generación cuenta con lo último como Mitsubishi SUT, Sport Utility Truck, contando con un motor que llega a generar una potencia de 167 CV y en lo que concierne a diesel unos 136 CV de potencia máxima.