Ideado por un pequeño lapso de tiempo a finales de los años 70 (1978 – 1981) encontramos al BMW M1, un automóvil de tipo deportivo que vale mencionar que nació como producto de un acuerdo entre la compañía alemana con la italiana Lamborghini, siendo por lo tanto un caso muy peculiar dentro de lo que concierne a coches que pueden llegar a altas velocidades, se le considera un carro de carreras, llegando a venderse al público durante los años mencionados.

BMW M1: Deportivo de Carrera con Motor Central Trasero

Viendo las características técnicas con que contó el M1 nos encontramos con un motor M88/1 de seis cilindros de 3.5 litros, el cual ha llegado a presentar una potencia máxima de 273 CV y alcanzando una velocidad máxima de 260 kilómetros por hora. Aparte como dato curioso al respecto de su edificación se le reconoce como el primer y único coche de la BMW que llega a poseer motor central trasero. Esto y el hecho de que tan solo se crearan unos 456 de estos coches hacen que nos encontremos ante toda una pieza de colección para los amantes de los deportivos.