Uno de los regresos más curiosos en lo concerniente al automovilismo en Europa es el del Škoda Rapid, un coche que en un inicio estuvo disponible entre los años 1984 y 1990, lo cual si bien parece un corto lapso de tiempo sirvió para que se convirtiera en todo un clásico en relación a coches tipo sedán destinados al uso urbano. El coche de origen checo, que sirvió en un inicio como reemplazo del Škoda Garde, ahora cuenta con un impactante retorno que ha sido esperado durante el 2011 hasta su estreno y venta al público en octubre de este año.

Skoda Rapid: Sedan Similar al Volkswagen Vento

Viendo la versión 2011 mencionada del Škoda Rapid nos encontramos frente a un vehículo de tipo sedán de tamaño medio con cuatro puertas, habiendo sido su base de inspiración el Volkswagen Vento, el cual ha tenido buen éxito en tierras de la India, buscándose así que pueda ser su versión mejorada para su venta a nivel mundial. Se sabe que tendrá un motor a gasolina de 1.6 litros, el cual poseerá una potencia máxima de 104 CV y torque de 153 Nm, acompañado esto de una transmisión manual de cinco velocidades. La versión en diesel no maneja mayores diferencias que se deban destacar al respecto. Solo queda ver el resultado final y su puesta a la venta internacionalmente para ver si la calidad perdura y se asemeja a sus versiones anteriores.