Uno de los mayores clásicos de Ford a lo largo de su amplia historia ha sido el Gran Torino, coche que se desprende a su vez del Torino solo que siendo una versión de mayor potencia y hasta considerable como deportiva del mismo vehículo. Además, si bien el Torino era un coche de lujo, el Gran Torino era para quienes buscaban un poco más de emoción. Físicamente era un sedán de dos puertas e imagen alargada, habiendo marcado época y siendo hoy en día una pieza de colección muy buscada por coleccionistas en temas de automovilismo.

Ford Gran Torino: Clasico Auto de Imagen Alargada

El Gran Torino si bien es popular en el mundo del automovilismo por su propia cuenta, tuvo una mayor popularidad ante el público en general por haber sido el vehículo estrella en la serie de televisión Starsky & Hutch, siendo una versión modificada tanto en imagen como en motorización; su estética se caracterizaba por ser de color rojo intenso con una franja blanca en los laterales que le brindaba mayor agresividad. Inclusive debido a la fama de este mismo Ford decidió lanzar a la venta una edición especial de imagen idéntica al de la serie. Asimismo también le brindó nombre y parte importante de la trama a una de las últimas películas de Clint Eastwood.