Como uno de los coches más emblemáticos de Chevrolet tenemos al Impala, el cual puede ser considerado como prácticamente legendario, sobre todo si es que tenemos en cuenta que se fabrica desde el año 1956, habiendo tenido una larga historia de éxitos comerciales que han hecho que sus primeros modelos sean muy requeridos por parte de coleccionistas de coches clásicos norteamericanos. Más bien ante todo esto hay que recordar 1959 como el año en el que el Impala cambió para presentar un vehículo mucho más atrevido donde la velocidad pasó a convertirse en una de sus mayores características. Es de esta manera que ya podemos hablar de 9 generaciones del coche.

Chevrolet Impala: Un Clasico vigente hasta hoy

El Impala sigue vivo hasta hoy en día, encontrando un vehículo veloz y longitudinal como se puede apreciar en sus inicios aunque quizás uno de los aspectos que a la vista se nota que han mejorado es la motorización, presentando ahora una opción V6 de 3.6 litros que puede generar una potencia máxima de 300 CV a 6.500 rpm y un par máximo de 262 a 5.300 Nm. Con relación a la transmisión del Chevrolet Impala nos encontramos frente a una de tipo automática de seis velocidades.