Entre el 2003 y el 2007 se presentó como una de las alternativas deportivas de Chrysler a su modelo Crossfire, el cual sirvió para poder sustituir al Prowler. En sí el vehículo tiene mucha relación con Mercedes Benz debido a que muchas de sus partes componentes son propias de esta otra compañía. Se puede encontrar al Crossfire bajo dos tipos de carrocerías, ambas de dos puertas, siendo una en coupé y la otra como convertible. En sí la imagen del Crossfire es uno de sus puntos a resaltar, siendo todo un caso destacado gracias a sus formas redondeadas pero que igualmente pueden brindar sensación de agilidad. Pese a todo ello vio su final en el 2007 debido al alto costo que presentaba en su producción y las pocas unidades que terminó vendiendo.

Chrysler Crossfire: Deportivo Coupe o Convertible

Con relación a motorización que presentó el Chrysler Crossfire nos podemos encontrar con dos casos específicos, siendo el primero de ellos un 6 cilindros y 18 válvulas de 3.2 litros capaz de producir 218 CV de potencia máxima, habiendo otra versión con compresor volumétrico que llega a los 335 CV. Esto se presentó además con transmisión manual de 6 velocidades y automática de 5.