El Agila es uno de los coches urbanos más importantes para Opel, ello debido a haberse convertido en uno de sus monovolúmenes mejor vendidos, siendo de por sí un coche urbano cuyo nombre viene inspirado del latín, queriendo significar “ágil”. Es así que su comercialización ha pasado a ser ininterrumpida desde el año 2000 a la fecha actual, contando con dos generaciones disponibles, siendo el año 2006 el que las divide, recibiendo un re-diseño mucho más ágil y moderno. El Opel Agila cuenta con espacio interno para cuatro personas y cinco puertas, contando además con tracción delantera y motor delantero transversal.

Opel Agila: Monovolumen Compacto y Agil

Pasando ahora a apreciar la versión 2012 del Opel Agila nos encontramos frente a un vehículo que no cuenta con demasiados cambios en lo estético ni en la motorización, aprovechando todo lo bueno que ya manejaba previamente. Es así que en la motorización nos vamos a encontrar frente a una motorización de 1.2i litros de 16 válvulas y una potencia máxima de 94 CV. Aparte de ello tampoco llega a tener mayores cambios con respecto al equipamiento interno en relación a lo visto el año pasado, por lo cual bien se le podría denominar como una apuesta segura pero carente de mayor riesgo.