Todo un clásico para lo que concierne a los vehículos deportivos viene a ser el Ferrari 250 GTO, el cual naciera en 1962 y desapareciera tan solo dos años después de ello, siendo pese a ello toda una joya para quienes gustan y tienen el dinero como para coleccionar vehículos clásicos. De por sí se suele considerar como un vehículo deportivo destinado a las competencias de carreras, siendo considerado como uno de los poseedores de mayor rendimiento si se tiene que comparar con otros presentes en la misma época de producción. Estas son las razones por la que se habla de uno de los más representativos coches Ferrari de la historia.

Ferrari 250 GTO: Una Joya Deportiva para Coleccionistas

El Ferrari 250 GTO cuenta con una imagen muy peculiar, la cual se caracteriza por ser alargada y redondeada, siendo imperante la presencia del capote como elemento de mayor tamaño y detrás de este mismo una pequeña pero no por ello incómoda cámara para el conductor y pasajeros. En cuanto al nombre del vehículo tengamos en cuenta que el número 250 no es una coincidencia ya que hace referencia a la capacidad en centímetros cúbicos que posee cada cilindro del motor, mientras tanto GTO guarda relación con la frase en italiano Gran Turismo Omologata, lo cual en español puede traducirse a “Gran Turismo Homologado”.