Es de suma importancia para toda aquella persona que desee poder movilizarse en un vehículo motorizado el seguimiento de las normas de tránsito para evitar verse atrapado en problemas por ir contra la ley, lo cual podría terminar con la retención de nuestro brevete y licencia de conducir y el pago de distintas sumas económicas de las multas que dependen en gran medida del tipo de infracción en cuestión.

Principales Normas de Transito

Entre las principales normas de tránsito encontramos:

• Tener la documentación como licencia de conducir, tarjeta de propiedad y seguros contra terceros obligatorio en regla.

• El vehículo debe haber pasado la revisión técnica, es decir que el auto debe estar buen estado y con los elementos de seguridad correctos.

• Conducir y respetar la velocidad máxima y mínima permitida en las pistas y carreteras.

• Conducir en línea recta y sin zigzaguear.

• No adelantar por el carril derecho.

• Siempre dar paso a los vehículos de emergencia, ya sean vehículos policiales, vehículos de bomberos o ambulancia.

• Respetar las luces del semáforo. Avanzar con la luz verde, tener precaución con la luz ámbar y parar con la luz roja.

• Respetar las diversas señales de tránsito: señales de prevención, señales de reglamentación, señales de información y las marcas en el pavimento.

• Nunca beber alcohol y conducir. El máximo nivel de alcoholemia permitido por ley es de 0.5 gramos por litro de sangre.

• Hacer uso siempre del cinturón de seguridad.

• Mantener una distancia prudente con el automóvil que se encuentra adelante.

• Conducir a la defensiva y con mucha precaución.

• Mirar siempre a través del espejo retrovisor, antes de realizar cualquier maniobra.

• Los niños deben ocupar los asientos traseros del vehículo.

• Conducir a una velocidad moderada cuando llueve, o en caso la pista se encuentre mojada.