El Cavallino Rampante es un caballo negro encabritado sobre un fondo amarillo con los colores de la bandera de Italia en posición horizontal en la parte superior, símbolo de la marca de lujo Ferrari. Normalmente el Cavallino Rampante se encuentra junto a las letras SF, en referencia a Scuderia Ferrari en los coches de competición, y cuyo fondo tiene la forma de escudo heráldico, mientras que en el caso de los autos comerciales tiene forma rectangular.

Cavallino Rampante: El Simbolo de Ferrari

El Cavallino Rampante nació cuando la Condesa Paolina, madre del Conde Francesco Baracca le pidió a Enzo Ferrari como amuleto, que usara el símbolo del caballo que su hijo solía pintar en los laterales de sus aviones. En un principio, allá por el año 1923, el caballo original estaba pintado de color rojo sobre una nube blanca, sin embargo Ferrari decidió pintarlo de color negro en señal de luto por los aviadores fallecidos en la Primera Guerra Mundial, y además le añadió al símbolo un fondo amarillo, color local de Módena, su ciudad natal.

Cavallino Rampante: El Simbolo de Ferrari

El Cavallino Rampante se forma cuando se dibujan las cuatro puntas de las patas del caballo en línea recta, formando un ángulo de 58 grados con la horizontal, además de formar una línea vertical el casco de la pata trasera izquierda con la punta de la oreja derecha.