Los autos europeos gozan de un valor y prestigio razonable que a lo largo de las décadas no han decaído a pesar de tanta competencia en el mercado automotriz. Una de las firmas más reconocidas es Fiat.

Uno de los antiguos coches que representó a Fiat durante la década de los 70 fue el modelo 127, el cual para una mayor exactitud tuvo un período de vida que abarcó desde 1971 hasta 1983. Se llegó a caracterizar por presentar un diseño externo que pese a su sencillez bien podía denominarse como práctico y agradable ante la vista de cualquier persona, siendo un vehículo urbano óptimo para uso personal o familiar sin mayores inconvenientes.

Fiat 127: Concepto de un Auto de Forma Poligonal

El nuevo Fiat 127 diseñado por David Obendorfer respeta los cánones estéticos que evocan la década de 1970, y hoy en día su lanzamiento se concibe como una idea imponente pero arriesgada. Este modelo sigue ofreciéndonos un estilo racional con volúmenes limpios y líneas puras y simples.

Es inevitable dejarse seducir por la idea de un modelo atractivo, pues la semejanza con el 127 original es la esencia de este nuevo Fiat: desde el frontal hasta el portón trasero. Lo primero que uno puede apreciar al es el manejo de la forma poligonal del coche, convirtiéndolo en una alternativa menos angulosa para poder darle así un aspecto mucho más amigable.

Lo que sí se resalta en cuanto al modelo de hace 40 años es que hoy en día ha sido fabricado más grande, ya que mide 4,16 cm.

Fiat 127: Concepto de un Auto de Forma Poligonal

En el Fiat 127 encontraremos una plataforma que lleva el nombre SCCS y se trata de un desarrollo conjunto entre Fiat y GM que ya está presente en modelos como el Fiat 500L, el Citroën Nemo o el Opel Meriva. ¿Pero que puede representar la adhesión de este sistema al Fiat 127?

Gracias a esta plataforma el 127 se perfila como un auto urbano perfecto para viajar, debido a su perfecta comodidad de suspensión y buena insonorización y aplomo. En cuanto a la dirección está tendrá dos niveles de asistencia. Solo se necesitará pulsar un botón para que el volante gire despacio al momento de aparcar o callejear.

Por último podemos encontrar dos mecánicas de gasolina 0.9 turbo de dos cilindros con 85 y 105 CV, asimismo dos diésel de 75 y 95 CV.