Fuerte, elegante y incansable, el Ford Granada fue el automóvil ejecutivo que se fabricó en Alemania (Cologne) e Inglaterra (Dagenham) a partir de 1972 y que dominó por más de dos décadas en su línea constituyéndose como el berlina por excelencia en su tiempo. En Inglaterra, en realidad durante los 3 primeros años debió llamarse Ford Consul, debido a que un importante conglomerado usaba ya el nombre de Granada, y ya varios años antes de 1994 en Norteamérica se le denominaba Ford Scorpio, sin embargo los principales rasgos fueron los mismos en esos 22 años.

Ford Granada: Berlina de Caracter Fuerte, Elegante y Ejecutivo

En Estados Unidos apareció en el año 75 como sucesor del gran Maverick y como respuesta a la crisis energética que fue agudizándose desde principios de la década. La novedad era la inyección electrónica. Por otra parte, también debía enfrentar en el mercado a su similar, el Mercedes Benz 280. Siendo más pequeño que el Torino, el Granada ofrecía aún confortabilidad y lujo, muestra de ellos su elegante trompa, su planta asombrosa; la carrocería seguía siendo tan solida como el prestigio de la marca. Se ofreció en submodelos Ghia y Sports Coupé. La segunda generación además ofreció modelos Station Wagon. Producidos hasta 1985 con el nombre de Granada en Norteamérica se vendieron más de dos millones de unidades.

Ford Granada: Berlina de Caracter Fuerte, Elegante y Ejecutivo

Mientras tanto, en Inglaterra tan pronto como entró en el mercado se hizo popular para el uso de patrullas de policía, taxis e incluso fue convertida en limosina. La segunda generación de los Granada apareció en agosto del 77, presentando instalaciones de aire condicionado y un cambio del motor Cologne V6 por al ESSEX. También despuntaron el Ford Granada de dos puertas o Ford Granada Estate. La tercera generación del Ford Granada se lanzó en 1985, mientras en el resto de Europa ya se le conocía como Scorpio. Para estos tiempos los coches ya habían reducido bastante su tamaño, el Granada seguía siendo un ejecutivo de mayor tamaño; empezaba su etapa final renovándose para el uso familiar.