Los frenos de disco son un sistema de frenado para ruedas de vehículos con un plato redondo de rotación en el cual la rueda es montada. En los frenos de disco, la parte móvil solidario con la rueda que gira es sometido al rozamiento de unas superficies de alto coeficiente de fricción que ejercen fuerza para transformar la energía del vehículo en movimiento hasta reducir o detener la velocidad.

¿Que son los Frenos de Disco?

Los frenos de disco han sido adoptados por la mayoría de vehículos de turismo, y es que frente a los frenos de tambor, cuentan con un frenado más enérgico, obteniendo un menor tiempo de frenado, es decir en una menor distancia de parada.

Los frenos de discos constituyen un sistema más compacto, ligero de peso y que ocupa menos volumen que los frenos de tambor para iguales prestaciones.

Los frenos de disco están conformados por un disco que se une al buje de la rueda. Sobre este disco, va montada una mordaza sujeta al puente o mangueta en cuyo interior se forman los cilindros por los que se desplazan los pistones. A los pistones se unen las pastillas de freno de un material parecido a los ferodos de las zapatas.

¿Que son los Frenos de Disco?

En cuanto a las mordazas o pinzas de freno, existen pinzas fijas y movibles. Las pinzas fijas permanecen, como su mismo nombre nos indica, fijas en el frenado. La acción de frenado se produce a través de dos o cuatro pistones de doble acción, desplazables, que se ajustan a cada una de las caras del disco. Durante el proceso de frenado, actúa una presión hidráulica sobre los dos pistones y cada pistón aprieta la pastilla contra el disco. Este tipo de mordazas son sumamente sólidas, motivo por el cual se usan en vehículos pesados y rápidos. En los vehículos de altas prestaciones se suelen utilizar frenos de disco de 4 pistones con mordaza fija.

Por su parte las mordazas movibles son pinzas oscilantes que solamente hacen uso de un pistón, que cuando se acciona aprieta la pastilla de freno correspondiente contra el disco de freno. La fuerza con la que el pistón presiona la pastilla contra el disco genera una fuerza opuesta o de reacción y desplaza la pinza de freno, aplicando la otra pastilla contra el disco. Este tipo de mordaza es la más utilizada, y es que presenta una menor fricción de la pinza en su deslizamiento, es más silenciosa, equilibrada, y atenúa el desgaste de las pastillas.

Hablemos del sistema de reglaje. Una vez cesa el esfuerzo de frenado, las placas de ficción conocidas como pastillas, debido al efecto producido por el pequeño alabeo en la rotación del disco, tienden a separarse de él y el pistón retrocede una distancia que permite mantener un determinado juego entre el disco y las pastillas.

¿Que son los Frenos de Disco?

El rozamiento continuado que se establece entre pastillas de freno y disco es el que produce la transformación de la energía cinética que acumula el vehículo debido a su velocidad en energía calorífica, con el consiguiente aumento de la temperatura del sistema. La constitución geométrica de los discos, en forma de platos con una gran superficie expuesta y ventilada, permiten la refrigeración continua, y la posibilidad de evacuar todo el calor generado a causa del rozamiento

El material para fabricar los discos de freno es la fundición gris nodular de grafito laminar, lo cual garantiza una estabilidad de las prestaciones durante el periodo de vida de los discos. Es importante mencionar que el disco puede ser macizo, autoventilado, perforado, estriado o cerámico.