Las carrozas fúnebres son vehículos que tienen como objetivo el transporte de ataúdes que contienen los restos de una persona, hacia el lugar de velación, de entierro o de incineración.

Coches Funebres: Vehiculos para Transporte de Ataudes

Los coches fúnebres constan de un chasis alargado tipo vagón con espacio suficiente para albergar no solamente el ataúd sino también los arreglos florales. La parte trasera del coche fúnebre dispone de armazones metálicos con seguros para estabilizar el cajón. Existen diversos tipos de coches fúnebres, aquellos que tienen el vagón trasero cubierto por un vidrio transparente, aquellos que cuentan con carrocería metálica y aquellos que disponen de vidrios polarizados.

En la parte frontal del carro fúnebre se ubica la cabina, similar al de una limusina, con capacidad para el conductor y 2 acompañantes del féretro.

Las carrozas fúnebres aparecieron en el siglo XVI, pero por aquél entonces no eran automóviles sino carrozas talladas en madera con detalles de estilo victoriano. Los primeros carros fúnebres eran tirados por caballos.

Coches Funebres: Vehiculos para Transporte de Ataudes

Con el transcurrir del tiempo, los coches fúnebres adquirieron un aspecto más elegante y sobrio, caracterizado por el uso de tonalidades oscuras como el gris o el negro.

Muchas marcas famosas de automóviles han sido usados como carrozas fúnebres, tal es el caso de Cadillac, Lincoln, Mercedes-Benz, Jaguar, Opel, Ford, Volvo, Chevrolet, Rolls-Royce, Studebaker, Buick y Peugeot.