JDM (Japanese Domestic Market) o Mercado Interno Japonés es un término utilizado por las empresas de Japón para referirse al mercado de vehículos y componentes locales en comparación con el mercado internacional. Los vehículos JDM generalmente tienen características y equipamiento distintos de los vehículos vendidos en otros lugares. Para el importador, estos términos se refieren a los automóviles de marca japonesa y piezas diseñadas para cumplir con las regulaciones japonesas y para adaptarse a los compradores japoneses.

JDM: Vehículos del Mercado Interno Japonés

La velocidad límite es de 190 km/h. Muchos de los coches deportivos JDM tienen velocímetros que sólo suben hasta 180 Km/h, aunque el coche sería capaz de alcanzar velocidades mucho mayores, si no fuera por el limitador que incorporan. Asimismo la potencia del motor de los coches deportivos JDM en ocasiones se reduce debido a las estrictas normas de emisión de gases.

Los vehículos construidos con la distinción JDM suelen tener suspensiones más rígidas y tienen una mejor respuesta del acelerador.

Algunas de las marcas automovilísticas que siguen el pacto del JDM son: Honda, Nissan, Mazda, Toyota, Subaru y Mitsubishi.