Para todas las personas que poseen un auto, su cuidado y embellecimiento son tema de cada fin de semana. Sí en alguna ocasión hemos llegado adquirir un auto nuevo o usado con asientos de cuero o de distinto material hemos pensado en su mantenimiento (en caso los tenga) o su tapizado (en caso de que no).

Asientos de Cuero: Asientos Estéticos y Resistentes

Los asientos de cuero le brindan a nuestro coche más estética y resistencia a comparación con otros materiales como tela o lona. Existen distintos acabados que pueden embellecer el interior de tu coche en contraste con el tipo de decoración que llevas dentro. Debes tener en cuenta que es mejor contratar un servicio experto en tapicería, así evitarás que el cuero quede bolsonudo, delgado o arrugado en algunas partes dejando un aspecto para nada agradable.

Sí ya contamos con nuestro tapiz y deseamos darle una buena limpieza, primero debes retirar todo el polvo de los asientos con una aspiradora manual, cuando ya está libre de pelusas y suciedad, mojamos una toalla o franela y limpiamos la superficie del asiento.

Asientos de Cuero: Asientos Estéticos y Resistentes

Escoger los productos especiales para el lavado también es importante, pero lo que siempre debemos evitar son líquidos con amoniaco pues arruinan la tapicería del coche. Al momento del cepillado, el cuero es un material fuerte, sin embargo el no tener el debido cuidado puede hacer que se desgaste en algunas partes o se corte, por eso los cepillos de cerdas suaves son la mejor alternativa para quitar manchas rebeldes.

Cuando ya estamos a punto de terminar y queremos secar nuestro asiento de cuero, debemos cerciorarnos de que no quede ninguna parte húmeda pues con el tiempo puede debilitar el forro y romperse, a parte del mal olor que genera el cuero mojado. Al final podemos aplicar una capa de crema hidratante para devolverle la vitalidad al material.