En todos los países se encuentra un personal encargado del orden y de la seguridad vial, es importante que todas las ciudades estén bien organizadas bajo un reglamento de tránsito que permita la convivencia entre los transeúntes y las personas que conducen un automóvil. La entidad encargada de velar por esta seguridad y orden es la Policía de Tránsito que muy pocas veces es valorada por tan ardua labor que ejerce día a día.

Policías de Tránsito: Policías de Transporte y Tráfico

La policía de tránsito también se le conoce como policía de transporte o policía de tráfico y es la entidad que se encarga de hacer cumplir las normas de tránsito fijadas para cata medio de transporte que pueden ser buses, automóviles particulares o trenes. Está capacitado para vigilar los delitos que se comenten contra las reglas establecidas en materia de transporte contra otros vehículos, transeúntes o pasajeros (si se trata de transporte público).

Entre las principales funciones que tiene la policía de tránsito encontramos (éstas pueden variar de acuerdo al país):

Debe planear, organizar, dirigir, controlar y ejecutar el cumplimiento de las actividades policiales de tránsito. Éstas contemplan las leyes, reglamentos y dispositivos en vigencia.

Policías de Tránsito: Policías de Transporte y Tráfico

También vela por el libre tránsito de los vehículos, pasajeros y carga que circulan por la vía pública, urbana y férrea.

Al mismo tiempo brinda seguridad las vías urbanas y vías férreas y paraderos, previene e investiga los accidentes de tránsito como también el robo de vehículos.

La policía de tránsito también cuenta con la facultad de crear normas directivas que guarden relación con la disminución de la problemática en el tránsito para la seguridad vial. Del mismo modo debe mantener muy buena relación con las distintas autoridades del sector público y privado, así logra enlazar una perfecta colaboración que facilite el ejercicio de sus funciones.

La policía de tránsito es una entidad muy importante para el equilibro de una sociedad caótica en cuanto a transporte por ello el cumplimiento de las normas va de la mano con el respeto que se debe tener hacia la institución.