Muchas veces lo antiguo es sinónimo de elegante y esto se adopta como una manera de darle una segunda vida a nuestros artículos pasados de años, o también caer en la moda vintage que ha hecho que muchos artículos pasen a ser nuevamente el centro de atención. En este post hablaremos de las bicicletas vintage y la manera en que deben estar conservadas para que lo antiguo se vea de buen gusto y no “literalmente viejo”.

Bicicletas Vintage

Mucho dependerá de la condición en que se encuentre una bicicleta que quieras usar (en caso de no ser nueva) toma en cuenta que la pintura de una bicicleta Vintage no debe estar rallada u oxidada, pues aquí es donde se pierde el buen gusto.

Las bicicletas Vintage que tienen muchos grupos de componente, cuentan con más valor que las que poseen grupos mixtos. Entre los componentes más representativos tenemos cambios, frenos, desviadores de cambios y ruedas.

Este estilo de bicicleta se ha hecho popular debido a su sencillez y simpleza para manejar, las curvas del arco principal son lo suficientemente anchas para manejar con comodidad, las canastillas también son muy populares entre estos modelos.

Bicicletas Vintage

Los paseos por el campo o el malecón están garantizados sobre una bicicleta vintage que por su estructura poco convencional arrancará más de una mirada y es que muchos quedan cautivados con la belleza original de los modelos vintage.

Si cuentas con una bicicleta fabricada hace mucho tiempo y quieres usarla debes corregir los detalles como: pintura, calibración, accesorios. Es bien sabido que las bicicletas vintage también son consideradas artículos de colección, sin embargo el valor de ésta dependerá de los componentes con lo que esté construida y el subjetivo valor que den los coleccionistas de bicicletas raras. Si te has dejado seducir por la moda vintage este artículo de entretenimiento no debe faltar en tu rutina.