Capital mundial de los juegos azar, los casinos y las luces de neón, la ciudad de Las Vegas es también famosa por acoger multitud de eventos y ferias anuales de gran renombre. Uno de estos reconocidos acontecimientos es el SEMA Show, famoso por reunir las últimas novedades del mundo del motor además de un sinfín de excentricidades propias de los amantes del tuning.

Una vez más el SEMA show apuesta por Las Vegas

Ya han pasado más de 30 años desde la primera edición del SEMA en 1977, y durante todo este tiempo ha logrado convertirse en una de las exhibiciones más reconocidas en el sector de la automoción. Su fama es tal que durante su celebración consigue reducir la asistencia de jugadores a los casinos y las cifras de apuesta registradas por las salas de juego. Y es que todos estos jugadores prefieren, durante esa semana, acercarse a las inmediaciones del evento para poder disfrutar del increíble ambiente que ofrecen los miles de asistentes y sus coches personalizados con las últimas novedades en tuning.

El SEMA Show de 2015 abrirá sus puertas para registrarse el próximo 29 de Octubre, y los días de exhibición serán del 3 al 6 de Noviembre. Durante ese tiempo Las Vegas se llenará de amantes del motor, tanto nacionales como internacionales, y los muchos jugadores asiduos a los casinos tendrán la oportunidad de disfrutar de ocio. Por suerte para estos últimos, podrán seguir desafiando al azar gracias a la red wifi que ofrece el recinto y a la multitud de portales de casino online como http://www.casinoonlineespana.es que permiten jugar a la ruleta, al póquer y a las tragaperras cómo si de un casino real se tratase.

En su última edición, el SEMA logro reunir en el Centro de Convenciones de Las Vegas a cerca de 70.000 personas, todas ellas con una gran relación y experiencia en el mundo del motor. Compradores e inversores son los principales interesados en este evento que mueve millones a nivel internacional en ventas de productos del motor y acuerdos entre empresas del sector.

Sin duda una cita indispensable para los amantes del tuning que tiene lugar cada año en Las Vegas, capital del juego, los casinos y las luces de neón.