El radiador es un dispositivo que permite intercambiar calor entre dos medios, siendo uno de ellos, el aire del ambiente. Consiste en una serie de tubos por los que circulan agua u otros líquidos calientes, y sirve para disipar calor de un objeto o aparato para evitar su sobrecalentamiento.