El Citröen CX es quizás el gran clásico de la marca francesa y uno de sus más longevos exponentes, estando presente por 17 años en el mercado mundial (1974-1991), y que aún hoy en día destaca en juegos de video y provoca subastas insomnes en eBay.