Las motocicletas, al igual que los automóviles necesitan de un SOAT, un Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, el cual se encarga de cubrir los gastos médicos de ocupantes y terceros ante un accidente vehicular.