La tapa o tapón de gasolina en un auto, a pesar de que no le prestamos mucha atención, es una parte importante del depósito de combustible pues proporciona un sellado confiable que permite proteger al vehículo del ingreso de suciedad, desechos y polvo. Además si falta puede ocasionar una serie de problemas como gasto excesivo de gasolina y contrariedades al encender el coche. ¿Lo sabías?

Tapa del Tanque de Gasolina: ¿Qué función tiene?, ¿Qué sucede cuando falla o no cierra bien?

El tapón de gasolina puede hacer que la gasolina se evapore rápidamente y así generarnos más gasto de combustible. Asimismo si la tapa no funciona o la hemos perdido puede provocar que el coche no encienda debido a que se puede descargar el sistema.

¿Cómo darnos cuenta si la tapa de gasolina no está funcionando correctamente? Existen ciertos síntomas muy fáciles de advertir. Por ejemplo si no escuchamos el clic a la hora de colocar la tapa significa que no se está ajustando correctamente.

Si notamos que huele a gasolina es señal de que el sello de la tapa está dañado o desgastado por lo que causa que los vapores del combustible escapen.

Si notamos que la luz del motor se enciende es otro indicio de que existe un problema con la tapa de gasolina. Si la tapa no sella bien puede causar fuga en el sistema y por ello el coche detectará el escape de gases.

En cualquiera de estos casos, verifiquemos el estado de la tapa y si está desgastada, no funciona, está rota o maltratada, debemos de cambiarla inmediatamente.