¿No cuentas con un garaje propio y no tienes dinero para alquilar una cochera? No te preocupes, existe una solución práctica para proteger nuestros automóviles de las inclemencias del frío, excrementos de pájaros o de algún daño. Se tratan de los garajes plegables y portátiles.