El regulador de presión de gasolina es un accesorio del vehículo cuya función es mantener constante la presión del combustible en todo el sistema de alimentación del automóvil, incluso en las válvulas de inyección.