Se llegó al límite del lujo excéntrico, el tope por excelencia de toda la gama de autos de Mercedes Benz, el auto del dios Apolo del siglo XXI. El C63 AMG de oro, toda una joya de más de 18 quilates en ingeniería automovilística. Un auto bañado en oro por completo, tan reluciente, tan pesado, tan elegante y tan dorado, una impresionante maquina que reúne toda la pasión por los autos con la lujuria que genera el vil metal más preciado del mundo.

Mercedes Benz C63 AMG: Una joya de 18 quilates de oro

Este modelo nace en Dubai, una tierra exótica, un paraíso dentro del desierto, uno de los destinos turísticos más importantes del planeta. Una alocada ciudad donde el dinero es lo que sobra debido al negocio nacional de extracción de petróleo.

Y es solo en una ciudad así en donde se le puede ocurrir a alguna persona en su sano juicio mandar a cromar todo su auto en oro. Todo un resplandeciente modelo de en sueño, todo excepto las llantas son de color dorado. Y es que un Jeque árabe no puede conducir cualquier auto, y menos uno que no lo distinga del resto de manera espectacular.

Mercedes Benz C63 AMG: Una joya de 18 quilates de oro

Un motor V8, una aceleración de 0 a 100 Km./h en aproximadamente 4,5 segundos, un diseño deportivo y elegante y una velocidad máxima de 250 Km./h no son los únicos caracteres que lo identifican pues tal vez sea el auto más codiciado del mundo solo por ser de oro.